Los Petroglifos de Oriwari

Descripción:

Los Petroglifos de Oriwari se ubican a 684 m.s.n.m. en la ecoregión Selva Alta o Rupa Rupa (Pulgar Vidal, Javier 1943) y el tipo de clima es (B3 r B’4 a’) es decir húmedo y semi cálido con déficit pequeño de agua. Estos petroglifos de Oriwari se encuentran en una roca de arenisca roja de forma redondeada e irregular con las siguientes dimensiones: Largo 4,2 m, Ancho 2,20 m, Alto 1,6 m, en cuya parte frontal se encuentran enigmáticos petroglifos de estilo abstracto y/o geométrico de carácter escultórico. Entre todos los petroglifos descubiertos hasta el momento en la provincia de Satipo, es el único que cuenta con la mayor profusión de figuras antropomórficas, llegándose a contar 6 de ellas, destacándose el hecho de ser figuras complejas en los que resaltan los tocados de los personajes, 5 de ellos con el cuerpo y extremidades completas y uno en la que se ve solo el tórax y la cabeza, pero rodeado de espirales simples, dobles y líneas serpentiformes que le dan un aspecto esotérico. La figura antropomorfa del lado izquierdo es la única que no presenta rasgos faciales pero si un tocado más alto y ostentoso. Las figuras al ser observadas en conjunto dan la sensación de estar danzando o celebrando algún acontecimiento y contribuyen a ello las líneas, círculos, espirales y demás elementos que rodean a los personajes. Es el único resto arqueológico con figuras antropomórficas mejor elaboradas y en mayor número. Estos petroglifos han sido tallados en la roca con la técnica de percusión y frotamiento que ha logrado dejar surcos anchos y profundos con bordes pulidos, al punto de eliminar aristas y angulosidades, que le dan un efecto de bajo relieve tridimensional adaptándose a la forma de la roca. En la actualidad no se ha podido determinar el real significado de estas grafías o símbolos que, según los entendidos, tendrían una importancia de carácter simbólico – religioso y/o ceremonial en donde se encuentra plasmada de manera abstracta, no una copia directa de la realidad, sino la elaboración intelectual que sintetiza los atributos que el artista primitivo quiso destacar. Es una obra maestra de la litoescultura parietal de la zona que se adelantó a las muestras de arte abstracto contemporáneo, no cabe duda de que sea una exposición del ancestral arte plástico de alguna cultura amazónica preincaica conservada en medio de la naturaleza silvestre. Estas genuinas obras artísticas se encuentran vinculadas a sus creencias más íntimas, tal vez ligadas a la vida de ultratumba y a los seres sobrenaturales de su peculiar creatividad regional. En los alrededores de los petroglifos se han encontrado fragmentos de cerámica así como hachas de piedra lo que indicaría la antigua relación socioeconómica de las culturas andinas con las de esta parte de la amazonia, la misma que tendría una antigüedad aproximada de 3500 años (Fernández 2001) y son obra de un pueblo amazónico de la época preincaica (Deyermenjian 2000). La roca se ubica en medio de una plantación de café y cacao.

Estado Actual:

La roca ha sufrido un fuerte deterioro debido a la actividad de huaqueros que han excavado los alrededores y a las prácticas agrícolas de rozo y quema que ha fragmentado y debilitado partes de la roca, afortunadamente la mayoría de los petroglifos se encuentran aún en buen estado, aunque cubiertos de musgo debido a la alta humedad que hay en la zona y se ha podido notar además de que se están borrando principalmente por efectos erosivos de siglos de estar expuestos a la intemperie sin ninguna protección, esto es preocupante ya que los petroglifos, como se sabe, constituyen un bien no renovable, único, frágil e irreparable. La conservación de este gran monumento lítico es tarea impostergable de las autoridades como legado trascendental de las sociedades que nos precedieron y sustentan nuestra identidad nacional.

Observaciones:

ALTITUD: 684 m.s.n.m. UTM: 18 L 560323 8740835.

Tipo de Ingreso:

Ingreso libre para todos los visitantes.

Ubicación: